Futuros no lineales

Tiempo sin linealidad

Con un hijo recién nacido y en desempleo, no se hace nada más que pensar en el futuro. Que se haga de manera optimista o pesimista depende del día, la verdad, pero en general suelo pensar en positivo.

Ahora estoy releyendo a McLuhan y redescubriéndole como un verdadero profeta en cuanto a los medios de comunicación se refiere, y suscribo totalmente su principal teorema, esto es: que los medios de comunicación son extensiones del ser humano y que su aparición y expansión provoca una ruptura social y un crecimiento exponencial de nuestras habilidades, evolucionando al propio ser humano hacia una nueva escala. La contra es que los medios narcotizan y entumecen la conciencia al significar una amputación de alguno de nuestros sentidos. Otro día me detendré, si queréis, en esta interesante hipótesis, pero valga decir que, por ejemplo, que mediante esta teoría McLuhan explica cómo “la imprenta creó el individualismo y el nacionalismo”.

Una de las principales características (y ventajas) que McLuhan considera del mundo occidental es la adopción más o menos generalizada del alfabeto fonético grecolatino, que transformó la cultura y el mundo occidental hasta extremos insospechados. Sin profundizar mucho (y os invito a que lo hagáis vosotros en su magistral obra “Comprendiendo los medios de comunicación”), este alfabeto se distinguía de los usados en otras partes del mundo, las escrituras jeroglífica y pictográfica, usados en las culturas babilónica, maya y china, por ejemplo, en la separación de vista y sonido en cuanto a la contenido semántico y verbal, lo que ayudó a la homogeneidad, uniformidad y continuidad del mundo humano occidental.

La mayor consecuencia fue la transformación de la conciencia humana, que adaptó progresivamente los principios de causalidad, linealidad y racionalidad a todas las esferas de la vida social. La alfabetización occidental supuso, por tanto, para McLuhan, la adopción de los principios de causa y efecto, de secuencia y sucesión, cuya primacía puede verse en la nueva religión de la Modernidad: la Ciencia. Incluso la concepción del tiempo, conceptualizado como algo cíclico, relacionado a las estaciones y la agricultura, cambió con los relojes y su medición para transformarse en algo lineal, continuado, ininterrumpido, que transformó a su vez la organización humana.

El mundo actual, sin embargo, no nos habla tanto de causalidad, como de correlación, de conexión entre dos puntos o variables, sin entrar a explicar el porqué, sino sólo a indicar el qué. Los Social Media o medios sociales, sobre los que profundizaremos aquí a partir de ahora, muestran estructuras reticulares, para nada lineales, como explicaciones generales del mundo. Las redes sociales están mostrando el mundo como es: complejo, multifacético, caótico… El hipertexto o la edición no lineal de audio y vídeo son algunos ejemplos de la irrupción de esta no linealidad en el mundo posmoderno, y sólo ahora comenzamos a ver las implicaciones de esta transformación radical en la conciencia social de la humanidad.

Más conectados, más incomunicados

Y por eso, cuando veo a mi hijo, me pregunto: ¿cómo afectarán a las nuevas generaciones esta revolución cultural que son los medios sociales o Social Media? ¿Serán conscientes de los efectos que estos nuevos medios producirán en la especie humana, especialmente del entumecimiento y narcotización que provocarán también los mismos? ¿Estarán más conectados pero también más incomunicados entre sí? ¿Qué concepción del mundo tendrán? Como siempre digo, no me considero apocalíptico, sino integrado (en los términos de Umberto Eco), y tampoco me gusta entrar en los tópicos de “esta juventud no es como la de antes”, pero es cierto que soy incapaz de ver cómo será estas futuras generaciones y qué concepto de mundo y vida tendrán. Sólo espero que no tenga nada que ver con lo que veo actualmente.

Son los peligros de las encrucijadas como en la que nos encontramos: que nunca sabes cuál es el camino correcto hasta que lo escoges. O más bien, que nunca hay un camino correcto, tan sólo uno menos incorrecto que los demás…

Anuncios

5 comentarios en “Futuros no lineales”

  1. Te veo como a mí, empezando una aventura nueva digital: tú tienes un hijo, yo he parido un blog sobre una de mis grandes aficciones. Tú estás fuera del sistema y yo estoy harto del mismo pero -aunque desee- no puedo salirme, por los compromisos adquiridos. Este mundo de la red, la web 2.0 es algo diferente, que no habría conocido de no ser por la enfermedad que me tiene de baja. No sé si cuando vuelva al trabajo podré desengancharme de todo esto. Lo que sé es que aquí muestras de verdad quién eres. Aunque hay una ‘máscara’ entre el mundo y tú, este mundo te permite expresarte con más sinceridad que el mundo convencional.
    Como dice McLuhan, los medios son extensiones de nosotros mismos.

    1. Esto es una (r)evolución, pero como en todos los momentos de cambio, el futuro está desdibujado. Por eso este momento histórico promete ser tan apasionante. Tenemos que vernos un ratico en el Mundo Real™ y charlar un rato de esto y muchos más temas pendientes. Un fuerte abrazo, Juan Carlos.

    2. There was an episode of Farscape (a sci-fi TV show from some years back) where the antagonist could vonirtaluly “rewire” himself to feel pleasure when he would normally feel pain.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s